Tangram, este antiguo juego chino que consiste en crear figuras a partir de las siete piezas que lo componen, es fuente de inspiración y da su nombre a los diseños de Paola Sinisterra y Ignacio Garcia, una pareja de diseñadora y arquitecto que han desarrollado su actividad entre Europa y América, antes de fijarse en 2008, en Hong Kong. Asía es un continente cuya cultura nunca deja de sorprendernos, como en el ámbito de la moda, las sorprendes creaciones de Xiao Li o las pixeladas del japones Kunihiko Morinaga; los diseños de Tangram reciben claras influencias asiáticas.

Lo que me llamó particularmente la atención es la elegancia de las piezas diseñadas: trabajadas con materiales de alta calidad como la seda y mezclas de algodón cuidadosamente seleccionadas, las líneas depuradas de esta colección primaveral vienen contrastadas por la exuberancia de los estampados y los colores. Cada modelo refleja sutilmente alguna figura de tangram, jugando con las simetrías, los contrastes y la vivacidad de su gama cromática: el fucsia, el naranja o el turquesa contrarrestan el negro, un gris cálido o un rosa pálido. Los cortes buscan realzar la silueta femenina con mangas amplias y tallas ceñidas. Remarcaría particularmente la Triangle Dress por su simplicidad minimalista con reminiscencias a toga griega y el detalle del cinturón gris que destaca suavemente sobre el negro del vestido; los amplios shorts de seda, en su combinación con una amplia camiseta rosa así, como el Jersey Maxidress, un vestido largo de color fucsia, informal y chic a la vez.

Esta primera colección que verá la luz a inicios de 2012, se puede ya encargar por mail o a partir de marzo, se encontrará en la tienda online de Tangram. Los precios oscilan entre US$ 125 para los tops y US$ 319 para los vestidos. Puedes descubrir parte de su colección en la galería de imágenes a continuación, y las siluetas de tangram en las que se insipiran cada modelos.