La marca de audífonos del legendario productor musical y artista Dr. Dre, en alianza con Crystal Rocked, nos trae su clásico modelo Beats, cubierto con más de 4.300 cristales de Swarovski.

El Swarovski llegó para quedarse. Las empresas que quieren sacar una edición premium, o simplemente cobrar mucho dinero por un artículo, tienen una solución infalible: lo cubren de Swarovski.

Hagamos un ejercicio rápido. Piensen al azar cualquier producto de consumo. A ver, vamos, un carro, una cafetera, una cámara, un celular, una tina de baño, un mouse, una botella de agua, lo que sea. Ahora tomen ese producto que seleccionaron, colóquenlo en el buscador de su preferencia (Google, no nos engañemos) y seguido de un signo de más pongan la palabra “Swarovski”. Luego de hacerlo tienen un 80% de probabilidad de que se consigan con ese producto que pensaron bañado en miles de cristalitos.

Y así, sin más, pasa a valer considerablemente mucho más de lo que costaba antes. Una de las empresas que ha seguido con gran éxito este simple modelo de negocio es la gente de Crystal Rocked (compañía líder de la categoría de productos cristalizados) que se han juntado con Dr. Dre para traernos esta versión lujosa de los clásicos audífonos Beats.

A pesar de ser claramente uno más de esos productos que aprovechan nuestra aparente fascinación por los objetos brillantes, las reseñas del Dr. Dre Beats en diferentes páginas de tecnología hacen referencia a la calidad de su sistema de aislamiento de sonidos externos y a su amplificador de alta potencia que permite emitir graves de gran profundidad, agudos suaves y una gama vocal nítida. Así que no seamos tan duros con ellos, y pensemos que detrás de todo ese marketing, hay un producto reconocido en el ámbito musical.

Según su creador, Dr.Dre, la idea de crear Beats nace de sus ganas de que la gente común pueda escuchar la música en todo su esplendor, sin perderse ningún detalle.

Las personas no están escuchando toda la música. Artistas y productores trabajan mucho en el estudio perfeccionando su sonido. Pero la gente no puede escucharlo con auriculares normales. La mayoría de los auriculares no pueden manejar el bajo, el detalle, la dinámica. En conclusión, la música no te mueve. Con Beats, la gente va a escuchar lo que los artistas escuchan y a escuchar la música de la manera que deberían: como lo hago yo.

Los audífonos están a la venta en la página de Crystal Rocked por un valor de 650 € (US$ 875) en negro, rosa claro, azul y topacio. Vienen acompañados de una fibra de limpieza especial, destinada a superficies especiales como éstas, y de un cable de 1,3 metros que le permite conectarse a cualquier dispositivo, incluyendo iPod, iPhone, y otra cantidad gadgets musicales.

¿Qué me dicen, se comprarían uno de éstos o se irían por los regulares? Si este modelo no es el suyo, no se preocupen que hay muchos peces en el mar de los audífonos reseñados por Monkeyzen.