Un candelabro (o candelero) es ese extraño objeto, que podríamos considerar en peligro de extinción, usado para colocar las velas. Éste es requerido en dos momentos cruciales: 1) cuando inesperadamente se va la luz o 2) cuando con toda la intención del mundo buscamos disminuir la luz y crear un ambiente especial. Para cualquiera de estas dos opciones, Nordic Light es el candelero más versátil que he visto.

Este curioso artefacto es un diseño de Jonas Grundell, quien ha trabajado en diversos proyectos de diseño de  mobiliario e interiores desde su gradación, en 1986, de la Carl Malmsten School. Nordic Light es uno de sus diseños más reconocidos y, sobretodo, uno que nos volverá ha desarrollar el gusto por la luz de las velas

El candelabro es un elemento muy versátil  para la decoración de cualquier interior, y de seguro dará de que hablar en cada reunión que organices. Por ejemplo, cada uno de los brazos del Nordic Light se puede ajustar en diferentes posiciones, lo que hace posible la creación de tanto ambientes muy dramáticos, como otros muy sencillos.

Está hecho totalmente de madera y lo encuentras en rojo, negro y blanco.  Existen 2 versiones una para colocar 4 velas ($69 USD - 73€) y otra para 7 velas ($99 USD - 119€ ). Ambas versiones están disponibles en Design House Stockholm.