No por tener poco espacio en tu hogar tienes que renunciar al buen gusto y a los elementos decorativos chic y de diseño. Este es el caso de Cóm-oda de Mr. Simon, un banco que se multiplica en sillas plegables. En vez de tener capacidad para dos personas, se amplia y se duplican las plazas hasta 6, para que, si recibes visita en tu casa, nadie se quede sin asiento.

Lo mejor de Cóm-oda, no es sólo la ingeniosa manera de convertirse en sillas para más gente, sino también el hecho que puede ser visto como una obra de arte, ya que en la madera de la que está fabricada, hay estampada una ilustración, para así ser visto como un mueble útil y cuadro a la vez. Tal y como describen en su propia web:

Cóm-oda es un conjunto de sillas plegables que, cuando no se están utilizando, forman un nuevo elemento de mobiliario. De esta forma, pretendemos darles otra función y aprovechar así unas sillas que pasan la mayor parte del tiempo plegables y ocultas en cualquier rincón de la casa.

Así que para crear este banco y sillas plegables en uno, Mr. Simon no sólo ha considerado las sillas plegables como si fueran seres vivos, sino que han pensado en su condición funcional y cómo aprovecharlas para que, aún plegadas, sean útiles en cualquier rincón de nuestra casa. Sin duda se trata de una buena opción a la hora de escoger elementos para el mobiliario y, en este caso, es perfecto para pisos y casas con pocos metros cuadrados, para dar ese toque de diseño e innovación a la decoración.