Una muñeca tan popular como Barbie tiene partidarios y detractores. Recuerdo que, cuando era pequeña, había niñas a quienes les gustaba peinarla (que seguramente les encantaría visitar esta espectacular tienda Barbie de Shangai) y niños a quienes les gustaba descuartizarlas y hacer migajas. Seguramente, la diseñadora de hoy formaría parte de este último grupo, aunque ella, ha querido buscarle otro uso a la mitificada muñeca utilizando sus trozos para hacer auténticas joyas de Barbie.

Se trata de Margaux Lange, una diseñadora de joyas que ha encontrado el equilibrio entre bisutería y posiblemente la muñeca más famosa del mundo y crear una colección dedicada a ella con collares, pendientes, anillos, brazaletes y broches de lo más divertidos. El nombre de esta línea es Plastic Body Series en la que tanto el rostro, las manos, las piernas o los senos de Barbie están cuidadosamente seleccionados para crear auténticas piezas de joyería.

Más de 10 años ha necesitado Margaux Lange para ir ampliando su colección de muñecas y convertir su obsesión infantil, en un hobbie y un negocio del que muchas niñas mayores les gustaría hacerse con alguna de sus complementos. Sus piezas pueden adquirirse en la tienda Etsy de Plastic Body Series.

Aunque muchos de vosotros y vosotras habéis admirado alguna vez la muñeca Barbie y os duela verla descuartizada y colocada con pegamento en una joya, no es más que una forma de homenajearla y una forma de llevarla siempre contigo de una forma práctica y decorativa sin tener que meterla en el bolso. Podéis pasaros por la galería de imágenes de este post para ver distintos modelos de Margaux Lange para su colección de joyas de Barbie Pastic Body Series.