Beber es mucho más especial que sumergir una bolsita de tela comprada en el supermercado. Para algunas personas es todo un ritual al que le asignan una hora y utencilios específicos que utilizan en su preparación, ya sean tazas, teteras o infusores. Estos últimos hay tantos en variados diseños, que puede ser complicado para los consumidores seleccionar uno en específico. Para facilitar la tarea, en Monkeyzen hemos seleccionado ocho creativos divertidos y muy originales infusores de té que harán la experiencia de preparar la bebida caliente, un momento aun más especial.

Sharky y la semana del tiburón

Inspirado en la típica y terrorífica escena dónde un grupo de personas se ven amenazadas por una aleta que se asoma a la superficie por sobre el mar, Sharky es un creativo infusor de té con la forma de una aleta de tiburón. Su creador, el diseñador Pablo Matteoda, complementa la idea al sugerirnos llenar el objeto con hojas de té de color rojo para que a su paso, la aleta deje una sangrienta estela. El concepto es muy creativo y es una pena que aun no exista el producto en físico. Esperemos que no tarde mucho en llegar a los estantes.

Tomar el té en un barquito de papel

Adoro el diseño de estas bolsitas de , que son básicamente lo que podemos encontrar en cualquier tienda, solo que en vez de tener un trozo de papel al extremo del cordón atado a la bolsa, encontramos un precioso origami de un barco. Al sumergir nuestra infusión, el bote flotará en la superficie de nuestra bebida, brindándonos una escena muy tierna y entretenida mientras esperamos a que la bebida quede lista. Aunque solo se trata de un concepto desarrollado por Elisabeth Soos, la idea es tan sencilla que nosotros mismos podemos convertir nuestras bolsitas del té en algo más delicado y hasta artístico.

Infusor de patito de hule

Evidentemente, el concepto de éste infusor fue tomado de los patitos de hule que fabrican para flotar en las bañeras. El tamaño de este patito es más pequeño, así que cabe perfectamente en cualquier taza sin importar su tamaño. El kit incluye además una base en donde colocar nuestro utensilio cuando no está en uso y su precio total es de 15 extremadamente asequibles dólares.

Un pajarito del té

Tea Matter, melodic tea-strainer no solo posee una base para colocar el infusor cuando no está en uso, sino que éste complementa la escena en que está inspirado el utensilio. El infusor tiene la forma de un delicado pájaro que floja en nuestra taza mientras las hierbas de la bebida se diluyen en el líquido. La base, como se puede apreciar en la imagen, tiene la forma de una jaula que sostiene y protege a la delicada pieza central del set. Es obra del diseñador gráfico Alan Chan y se encuentra a la venta en diversas tiendas en línea, incluyendo Amazon.

Toma el té desde la planta

Aunque no es literal, éste infusor nos hace sentir que estamos preparando nuestra bebida desde la planta porque posee la forma de una. Lo que sería la flor o el fruto, hace las veces de contenedor, mientras que las ramas y la base sostienen la capsula y no solo facilitan la sumersión, sino que cubren la boca de nuestra taza para que el agua no se enfríe. En un recipiente transparente, la escena de la planta sumergida en el agua es un espectáculo digno de admirarse.

Una hoja para las hojas de té

Lo que tiene en común éste infusor con nuestro anterior producto, además de estar inspirados en plantas, es que son productos de los diseñadores estadounidenses de Arta. En éste caso, el utensilio tiene forma de maceta dónde se coloca el té como si de tierra para plantas se tratara; por su parte, la rama y su respectiva hoja nos ayuda a sumergir la infusión. Mientras las flores se diluyen, la taza de té luce como un recipiente del que se asoma, temerosa, una pequeña planta en crecimiento.

Under the tea

No podía faltar en ésta lista un infusor de té inspirado en un buzo, pero no cualquiera sino un Meoguri, como se les conoce a los buzos en Corea. El curioso objeto incluye un tanque de oxigeno que hace contrapeso y mantiene al utensilio en su lugar. Fabricado en silicona, el infusor podría funcionar como tal o simplemente como una tierna decoración para la cocina. Es obra del estudio de diseño AbelPartners y de no se porque solo hacen envíos Estados Unidos, Europa y Oceanía, ya me hubiera hecho con uno desde hace tiempo.

Un robot no puede sumergirse en una taza de té

De todos los productos de la lista, puedo asegurarles que éste es mi preferido. Y es que como dice el título y haciendo referencia a las normas escritas por Isaac Asimov, un robot no debe sumergirse en líquidos. Mientras que el cuerpo de este tierno robot mantendrá las hojas de en su lugar, las manos en forma de gancho sostendrán al infusor inmóvil dentro de la taza. Si les gustó tanto como a mi, les tengo buenas noticias: la tienda que hacen envíos a todo el planeta.

Después de conocer la cantidad de infusores creativos que podemos adquirir, no queda más que armar una fiesta del té con nuestros familiares o amigos.
¿Alguien quiere una taza de té?