Cada día surgen miles de cámaras y dispositivos que nos ofrecen no solo la posibilidad de hacer fotografías, sino de mejorar nuestras tomas con tan solo unos clics. A la par, un pequeño pero sustancioso grupo de personas se han volcado hacia la fotografía análoga con el fin de lograr efectos como los que nos ofrecen aplicaciones como Instagram, pero con el verdadero efecto que ejerce la luz sobre la película fotosensible. Con el objetivo de mostrarles lo sencilla (y hermosa) que puede ser la fotografía, hemos compilado una lista de 6 cámaras de papel que reflejan la pureza de éste arte. Casi todas las cámaras de la lista se pueden descargar e imprimir de manera gratuita y en el tiempo que tardan en leer este artículo, pueden agregar una nueva cámara a su colección sin pagar un solo centavo.

Peyote

Corbis Readymech Corporation es uno de los productores más prolíficos de patrones imprimibles de cámaras estenopeicas. Sus creaciones, además de ser gratuitas, son de gran calidad y no solo logran tomar excelentes fotografías, sino que cada pieza es una verdadera obra de arte digna de admirar. El modelo Peyote no es la excepción. La colorida cámara posee texturas muy interesantes y una especie de corona de picos que atraen la mirada del espectador hacia la parte superior de la misma. La mejor parte es que la corporación ha agregado, en uno de los costados de la cámara, indicaciones sobre los tiempos de exposición dependiendo de la calidad de la luz. Aunque el montado de la película es algo complicado, las instrucciones en el PDF son muy claras así que no tendrás ningún problema en armar ésta maravillosa cámara.

Una Leica de Papel

Poseer una Leica es el sueño de cualquier aficionado a la fotografía. Sin embargo y debido a su alto costo, son pocos los afortunados que se pueden hacer con una de éstas maravillosas cámaras. Pero no desanimen, siempre hay soluciones para todo y en soluciones de bajo costo, nada mejor que éste modelo de papel inspirado en las legendarias cámaras alemanas. Lie-ca M3 es el proyecto del diseñador Matt Nicholson quien se propuso hacer realidad el deseo de muchos y puso a su disposición una divertida y creativa imitación de una Leica de verdad. Es un hecho que ésta pieza no tendrá la misma precisión y resolución que nos ofrecen el sistema óptico teutón, sin embargo, nada perdemos con probar. Lo que más me atrae de éste modelo es que gracias a que los patrones vienen en blanco y negro, el usuario puede personalizarla con los colores que más le plazcan.

Photos of Your Mother

Otra maravillosa creación de Corbis Corporation. Aunque no es su pieza más alocada, casi podría asegurar que Photos of Your Mother es mi favorita ya que me recuerda muchísimo a las cámaras Rolleiflex de objetivos gemelos que tanta nostalgia traen a los aficionados de la fotografía. Eso sí, nadie echaría de menos el rostro que adorna el cuerpo de ésta cámara si un día desapareciera. A pesar de haber descargado los patrones, no me queda muy claro si el cono que tiene en la parte superior es un adorno o si realmente hace las veces de visor. También he leído algunos comentarios de personas que la han hecho y quienes aseguran es un poco difícil de armar. Me parece que este tipo de experimentos no salen a la primera y vale la pena invertir tiempo y paciencia una vez dado marcha al proyecto. Además, cabe mencionar que no será sencillo encontrar un lugar o un profesional que pueda revelar las fotografías adecuadamente, pero dado que el patrón es gratuito, no perderemos nada con intentarlo.

Hole-On-Ex

En la tienda en línea de Lomography encontré, para mi sorpresa, otra maravillosa cámara estenopeica que cualquiera se puede armar en casa con un poco de pegamento, una regla y desde luego, una navaja. Lo curioso es que a pesar de haber encontrado hasta ahora tres cámaras gratuitas, éste modelo está a la venta. No sé si después de mostrarles cinco maravillosos modelos gratuitos estarán dispuestos a invertir 36 dólares en ésta pieza. De cualquier forma, les cuento un poco sobre las características del modelo Hole-On-Ex: es una cámara de 35 milímetros que a cambio de unos 90 minutos de armado, te recompensará con un nuevo punto de vista sobre la mecánica de la fotografía y con un encantador aparato para hacer imágenes. Es probable que al comprar los patrones ya impresos, sea un poco más sencilla de armar y que el papel sea adecuado para evitar que la luz se cuele por todos lados.

World Pinhole Camera Day Camera

La tercera y última cámara de Corbis Readymech, al menos en ésta lista. La World Pinhole Camera Day Camera, además de celebrar el día internacional de la cámara estenopeica (pinhole en inglés), es la pieza de Corbis favorita de muchas personas. Me atrevería a decir que es incluso la creación más popular de la corporación. Aunque su cuerpo se asemeja muchísimo al de cualquier cámara con un gran objetivo, ésta pieza sobresale por su alocado diseño y sus formas coloridas. Incluso por encima de su hermana Peyote. Es gratuita y posee las mismas características de todas las creaciones de Corbis: Instrucciones claras para el armado de la cámara, el montado de la película y el revelado de las fotografías. Los que la han usado aseguran es muy simple de hacer y más aun de manipular.

Pinhole Hasselblad

Este archivo producible, descargable e imprimible representa una icónica cámara sueca Hassleblad, en una versión de bajo impacto, completamente funcional que está disponible para todos en un PDF de ocho páginas. La cámara acepta película de 35 mm y toma de 12 a 14 imágenes por rollo. Es obra de la escenógrafa Kelly Angood quien produjo su versión en cartón corrugado y agregó los detalles en el cuerpo de la cámara mediante serigrafía. Lo que más me gusta de esta versión es que dispone de un vídeo explícito del proceso de armado. Además, las fotografías tomadas por aquellos que se han aventurado a armarla, se publican en el Tumblr que Kelly creó especialmente para compartir dichas tomas. Me atrevo a asegurar que es la versión más completa de las cámaras DIY gratuitas de ésta lista.

Hemos llegado al final de la lista así que ¿qué esperan? Impriman una de éstas cámaras, háganse de un poco de película y empiecen a tomar estupendas fotografías de baja calidad. ¡Manos a la obra, fotógrafos de papel!