En esta época de entregas finales, el estrés es algo que esta completamente fuera de mi control. Ansío poder irme de vacaciones, recostarme en un camastro y que el sol me de en la cara mientras bebo un delicioso clamato. De verdad, no saben como fantaseo con esto mientras estoy sentada en mi escritorio con un terrible dolor de espalda, los ojos cansados y la histeria recorriendo cada rincón de mi cuerpo. Sabiendo que para que esta temporada sea un simple recuerdo aún faltan algunas semanas, he pensado lo cómodo que sería tener una tina y hundirme bajo el agua cuando sienta que la presión me esta sofocando de más.

Pesando en parejas que gustan de meterse juntos a la bañera, los diseñadores Daniel Debiasi and Federico Sandri, han creado a Wanda, la tina perfecta para olvidarse de cualquier asunto generador de estrés. Esta tina es diferente a cualquier otra que hayas visto, ésta ha sido pensada para brindar toda la comodidad posible a sus usuarios. Tiene un respaldo alto que brinda seguridad y apoyo a la espalda mientras te relajas en medio de agua tibia llena de burbujas. Además, el diseño es sencillamente hermoso.

En mi caso, usaría esta tina para puro placer individual, no tengo actualmente con quien zambullirme románticamente ni quien me enjabone la espalda, pero no me molesta, al contrario, creo que una excelente playlist, un poco de incienso de jazmín y un buen libro podrían llenar de manera definitiva el espacio sobrante dentro de la tina.

Así que si ustedes están tan solos como yo, recuerden que aunque esta tina este hecha para dos, no es obligatorio tener pareja para adquirirla. Disfrútense a si mismos, consiéntanse pues. el estar sólo no es sinónimo de depresión ni de tristeza. Que mejor compañía que uno mismo, ¿No lo creen?