Yo creo que todos deseamos una hamaca alguna vez en la vida. El hecho de ver los cuadros o fotos de paraísos tropicales donde algún personaje está acostado en una disfrutando de un descanso hace que se convierta en un objeto de deseo. Pero la verdad es que cuando nos hacemos de una hamaca, son varios los topes que tenemos. Primero que nada es necesario tener puntos de anclaje a donde sujetarla como árboles o pilares de algún tipo que a parte sean resistentes para poder soportar nuestro peso. Otra es encontrar un lugar donde ponerla y varios problemillas del estilo se nos van presentando.

Ahora si yo tuviera una banca como esta, sería feliz. Combinando diseño, funcionalidad y sobre todo comodidad, esta silla lo tiene todo. Creada por Emanuele Magini para la compañía italiana Capeggi, Siesta, como han llamado a la banca, tiene todo lo necesario para que el usuario se sienta completamente relajado. Comparada con las tradicionales hamacas, esta silla o banca se destaca en cuanto a durabilidad así como flexibilidad, ya que se puede mover sin dificultada alguna de un lugar a otro como pueden observar.

El producto también puede ser utilizado como un asiento normal ya que es capaz de soportar hasta dos personas sin problema. ¿Se imaginan unas cuantas de estas ubicadas en alguna zona escolar o parque? Si así hay algunos que dominan el arte de la fiaca sobre el mismísimo cemento, ahora con una de estas ya veríamos que tal nos iba.

Lo que más me gusta de esta silla es que se ve ligera y fácil de mover. Así que en caso de que se encuentren en la búsqueda de muebles para el exterior o patio de su casa, esta es una idea muy práctica, divertida y de muy buen ver. Aunque no hay una tienda en línea donde puedan adquirirla, está produciéndose en Capeggi por si les interesa tener una.