Intentar explicar lo que hace Sandhi Schimmel Gold es difícil. Sencillamente porque a veces, a uno le entran ganas de dejar las imágenes y ya está. Porque a veces, sencillamente, sobran las palabras.

Aquí, en Monkeyzen, hemos tratado el tema este de reciclar materiales que no usamos -o lo que viene a ser basura-, en posts del tipo para hacer juguetes, o incluso el de pintando con materiales reciclados. Pues bien, el caso es que al igual que en estas ocasiones, aquí el autor, es decir, el tal Sandhi -cuidadito con confundirlo con Sandy Olson, Sandy la de Blue Velvet o la increíble Sandi The music from the blondie picture-, utiliza objetos de reciclaje de tipo no deseados para crear estas impresionantes piezas de arte.

El objetivo es dar una nueva vida a los trastos viejos. Pero lo más impactante son los retratos que hace. Que son realmente bonitos.

La forma a la que más recurre es al collage para crear estas obras figurativas. Ni que decir tiene que cada trabajo está hecho a mano. Lo mejor. La personalidad que adquieren sus obras. Que parece que tienen vida propia.

Sandhi se imagina el retrato o lo que va a pintar, y sencillamente lo logra con estos materiales. Dándole la forma adecuada. Según el autor en su página, el objetivo es reflejar la obsesión de la sociedad por la belleza que nos enseñan a través de la publicidad y las imágenes que nos bombardean cada día. Os recomiendo echar un vistazo a su site porque los hay espectacularmente bonitos.