Hace mucho tiempo atrás, solía ser una persona fácil de asustar, no toleraba escuchar ninguna leyenda de terror o ver películas que sabia de antemano me harían pasar la noche en vela. Ya últimamente, mis miedos se resumieron a unos cuantos, más reales y menos fantasmagóricos, no tuve alternativa, cuando vives sola muchas veces no queda más que armarte de valor y entrar a tu casa de noche sin que exista la posibilidad de prender la luz porque se te olvidó pagarla. Ahí si no hay más, no hay fantasma que valga e irremediablemente tendrás que respirar hondo, cerrar los ojos en la oscuridad para no ver figuras atroces patrocinadas por tu misma cabeza y correr sin detenerte hasta un lugar “seguro”.

Tal vez ustedes no sean tan miedosos como yo, pero estoy segura que alguna vez, en algún lugar, han llegado a sentir un escalofrío recorrerles la espina dorsal.

Hoy en Monkeyzen, les presentamos los 6 lugares más escalofriantes del planeta.

El puente de Overtoun, Escocia

Al contrario del bosque de Aokigahara, en este lugar no se han registrado muertes humanas, aquí quienes cometen suicido de manera inexplicable son caninos. Desde los años 60's, sin razón aparente, un perro decide terminar con su vida cada mes en este lugar y no se trata de simples accidentes desafortunados, los locales afirman haber visto un sin número de canes caminar por calle y dirigirse directamente al puente y aventarse sin hesitar.

La mansión de WInchester, California

Esta mansión es conocida en California por estar "embrujada". Se presume que la casa estuvo en construcción durante 38 años consecutivos hasta la muerte de la dueña, Sarah Winchester, viuda del magnate de la industria de armas, William Wirt Winchester. Se dice que Sarah construyó esta mansión con el afán de apaciguar a los espíritus de todos aquellos indios masacrados durante la conocida Conquista del Oeste. Esta mansión, no sólo es conocida por estar embrujada, también se le conoce por tener una arquitectura bastante peculiar, dentro de la casa existen ventanas que al abrirlas aparecen paredes, escaleras que no llevan a ningún lugar y otras rarezas.

El bosque de Aokigahara, Japón

Este bosque, mejor conocido como “el mar negro de árboles” , es el lugar predilecto por los japoneses para cometer suicidio. Se calcula que aproximadamente 100 personas se quitan la vida anualmente en este lugar. Quizá tenga que ver con el hecho de que en Tokyo quitarse la vida resulta bastante caro, ya que sin con tu muerte ocasionas algún daño a la ciudad, tu familia tendría que pagar los daños y en Aokigahara, es gratis. Cualquiera que se adentra en este bosque puede encontrarse sin dificultad osamenta, prendas ensangrentadas y demás sorpresas no muy agradables. A lo largo del bosque están colocados letreros que intentan hacer cambiar de opinión a los visitantes suicidas y lograr que lo reconsideren una vez más, sin mucho éxito.

El Osario de Sedlec, República Checa

Esta capilla es famosa por estar decorada artísticamente con más de 100 mil esqueletos humanos, tanto el mobiliario como los aditamentos decorativos están hechos completamente con osamenta. El resultado de este estilo macabro es obra del carpintero Frantisek Rint. Definitivamente entrar ahí, me causaría una sensación que va más allá de un simple escalofrío.

Prípiat, Ucrania

Prípiat es una ciudad fantasma en la zona de alienación al norte de Ucrania en la región de Kiev. Esta ciudad es conocida por haber sufrido el peor desastre nuclear de la historia cuando se produjo el sobrecalentamiento y explosión del reactor número 4 de la central nuclear de Chernobyl. La ciudad tuvo que ser completamente evacuada, lo cual derivó en el deterioro de una ciudad que ahora es un pueblo fantasma. Este lugar permaneció cerrado por sus altísimos niveles de radiactividad hasta hace algunos años y lo que antes era un lugar habitado por trabajadores de la planta es ahora sólo un tétrico escenario.

San Zhi, Taiwan

La ciudad fantasma de San Zhi, en Taiwán, comenzó a construirse a finales de los 80. La idea era levantar una lujosa y futurista urbanización a las afueras de Taipei pero, a medida que avanzaba la construcción, las cosas comenzaron a ponerse un poco turbias. Se dice que la construcción se detuvo debido a las muertes y desapariciones de obreros durante las primeras semanas de trabajo; otros afirman que fueron los obreros quienes huyeron al ser atacados por extrañas criaturas.
Actualmente el lugar se encuentra completamente deshabitado, al menos, por humanos.

Pues aquí están 6 lugares del mundo en los que no me gustaría estar bajo ninguna circunstancia y menos si olvidaron pagar la luz.