Me pasa más de lo que quisiera, llego a olvidar cargar mi celular y mi día colapsa. No es que me la pase hablando todo el tiempo, en general el móvil se ha vuelto para mi, una herramienta de trabajo tanto en la oficina como en mis actividades personales por distintas aplicaciones que mucho distan de la verdadera función de un celular, empezando por la cámara fotográfica, los entrenamientos, seguida por los apuntes que necesito ir haciendo y revisar archivos en distintas nubes. Así que cuando llego a cometer la torpeza de no cargarlo, comienzo a despepitar contra el teléfono no queriendo aceptar la verdad de que fui yo la boba que no lo ha cargado. El otro día incluso pensé en la posibilidad de contar con una planta eléctrica pequeña para no tener este problema.

Cuando le comenté a uno de mis amigos mi situación, me mandó al día siguiente, un enlace a la página de Ralph Lauren donde vi algo que estoy segura que cubriría algunos de mis problemas de energía, a demás de que tiene un diseño bastante sofisticado.

La mochila viene en dos colores: negro y anaranjado. Está fabricada en material italiano resistente al agua y cuenta con un panel solar LED lo suficientemente potente como para cargar un móvil, en teoría cuenta son 3.45 watts que indican ser suficientes como para cargar un iPhone o un iPod clásico. Es totalmente ajustable de los hombros para que no moleste y se adapte a uno.

La verdad me gusta mucho la mochila pero no termina de convencerme, tal vez viéndola en persona podría gustarme mucho más. El problema que le veo es que pareciera que el panel que tiene es frágil y aunque mencionan que es resistente al agua creo que todavía se limita mucho en cuanto a potencia. Menciono esto por que existen otras mochilas que incluso puede cargar tu portátil y otro tipo de gadgets como cámaras, es decir, no solo tu teléfono móvil aunque el diseño de la otra no es tan bonito como la de Ralph Lauren. ¿Ustedes por cual se irían?

Pueden adquirir esta bagpack por solo $795.00 dólares en el sitio de la marca.