Me gustan mucho las casas con ventanas grandes, que dejan pasar una gran cantidad de luz a lo largo del día. Pero seamos honestos, no hay forma de que uno pueda estar a salvo de una catástrofe natural en estas casas de cristal. Si nos ponemos paranoicos, cualquier persona podría irrumpir en nuestros hogares rompiendo una ventana y si nos ponemos fantochos, desde luego que estos hogares no resistirían una horda de muertos vivientes. Sin embargo, hay un límite entre la seguridad y la paranoia, límite que el dueño de esta casa de concreto en Polonia no debe tener muy claro.

Obra de los arquitectos KWK Promes, más que una casa o una mansión, es una fortaleza de concreto impenetrable, al menos para aquellos que no tienen acceso a los códigos de seguridad. A primera vista parece una estructura muy equilibrada, con espacios abiertos y vistas a los varios metros de jardín que posee la propiedad. La preciosa casa tiene terrazas, pórticos, una alberca techada y un puente que conecta dicha piscina con la estructura central. Una belleza, a pesar de las cantidades industriales de cemento que se utilizaron en su construcción. Hasta ahí todo normal y ya de por sí digno de aparecer en cualquier revista de arquitectura.

Sin embargo, a la primer muestra de peligro, basta con apretar un botón para que las entradas a la propiedad y las ventanas se bloqueen con grandes y gruesos paneles de concreto, el puente se eleva y se oculta en la misma estructura y el lado de la casa que da hacia el jardín, se protege con una especie de cortinilla metálica que deja la mansión completamente aislada y protegida.

¿Quien sobre éste planeta podría querer una casa como esta?

¿Narcotraficantes? ¿Miembros de la mafia? ¿O simplemente un ciudadano de a pie con demasiada paranoia? Al parecer, se trata de un ciudadano polaco con el dinero suficiente para mandar construir tal cosa, sin necesidad de exponer sus motivos. Así que dejen volar su imaginación.

Yo, que también tengo episodios de paranoia inexplicables, sería muy feliz de vivir ahí. Aunque desde luego, me aseguraría de tener una planta emergente de energía eléctrica para no quedar atrapada por las gruesas paredes del lugar. Si leyeron alguna de nuestras recomendaciones de Halloween sobre los muertos vivientes, sabrán porque un hogar como este es crucial para sobrevivir a apocalipsis zombie. Una pena que no exista un vídeo de la casa en funcionamiento.