Ya conocemos el nivel de detalle, cuidado y perfección de los japoneses. Es más, estoy segura que más de uno os habéis fijado que, en los lavabos de los restaurantes japoneses, el papel higiénico está doblado en forma de punta. En mi caso, después de romper un trozo, lo vuelvo a dejar igual, para que así, el que vaya al baño detrás de mí se lo encuentre igual. Pues bien, resulta que este arte de doblar la punta del papel higiénico es toda una técnica y se llama Tolegami.

Se trata de adaptar la técnica de papiroflexia japonesa, el origami, el que ya conocemos y hemos hablado en más de una ocasión. Y es que cuando vemos la multitud de creaciones hechas simplemente doblando el papel te quedas con la boca abierta, pero más aún cuando se trata de hacer lo mismo con un papel tan frágil y poco dominable como el papel higiénico.

La verdad es que es una actividad muy útil para aquellos que se pasan horas y horas en el baño hasta que no sueltan un regalito. Una forma creativa de pasar el rato. El Tolegami me recuerda a la técnica de hacer figuras con las toallas de baño (visto en algunos hoteles de lujo). Así que para aquellos a los que os interesa este arte tan curioso, podéis acudir a la web Tolegami.org, donde encontraréis un montón de tutoriales para aprender esta técnica.

Estos japoneses nunca dejarán de sorprendernos, cuando piensas que ya lo hemos visto todo, aparece un hobbie o una técnica que nos sorprende todavía más. Aunque en el caso del Tolegami, lo que más me preocupa es que se trata de una arte efímero, ya que cuando necesitas romper el papel para usarlo, la obra de arte desaparece, a no ser que todos los que usen el baño sepan hacer alguna figura con esta técnica tan peculiar.