Quizás estamos demasiado acostumbrados a mirar las fotos en un marco cuadrado, aunque a estas alturas, lo más habitual es hacerlo en el ordenador. Lo que está claro es que la idea de marco digital no ha cuajado, por eso, tenemos que ingeniarnos otras manera de exponer un retrato familiar en nuestro hogar de forma original.

Una de las maneras de hacerlo es con estas divertidas macetas, una para cada miembro familiar y, además de ser una original forma de decorar el hogar, es una propuesta green, para fomentar y hacer crecer plantas en todas partes. Se trata de las maceta para plantas de la agencia de comunicación del Kazakhstan GOOD y su tecnología no es más complicada que la que veis en la imagen.

Como si de un termo de café personalizable del Starbucks se tratara, estas macetas DIY tienen doble capa, interior y exterior, de tal manera que en medio puedes añadir una foto para así convertir este elemento de jardinería en una maceta personalizable. El único requisito es que la foto sea de cuello para arriba y esté cortada por la frente, de tal manera que, con la planta dentro, parece el pelo de cada miembro de la familia.

Son duda se trata de una manera creativa y divertida de tener un retrato familiar (no sé si es algo personal, pero no me gustan nada las fotos de este tipo en los hogares). En este caso el trabajo de GOOD es de lo más sencillo y original.