No sé si os acordaréis, pero hace unas semanas presentábamos en Monkeyzen la obra de Kyle Bean quien conseguía crear obras a partir de cáscaras de huevo. Se trataba, sin duda alguna, de una obra minuciosa y digna de admirar, como el artista que hoy os traemos, quien quien también consigue hacer obras de arte con la cáscara de los huevos.

En este caso, su labor todavía tiene más mérito ya que, durante el proceso de elaboración, puede ser que se vaya todo al garete si se rompe este frágil material. Se trata del trabajo de Gary LeMaster y requiere especial atención.

Para conseguir este sorprendente y admirable trabajo, Gary dibuja lo que quiere grabar en el huevo y luego, con herramientas especiales de corte tales como la punta de diamante o utensilios utilizados por dentistas, el artista consigue que la cáscara de huevo no se rompa durante todo el proceso de elaboración, creando así espectaculares obras que podéis contemplar en la galería de imágenes de esta entrada.

Pero resulta que el trabajo de Gary LeMaster no es el único que utiliza cáscaras de huevo para crear obras de arte. En este caso, se trata de aplicar la técnica del punto de cruz. Este es el caso de la artista Forostyuk Inna quien también lleva a cabo una gran proeza consiguiendo que el huevo no se rompa con cada puntada de aguja. Sin duda, ahora que se acerca Semana Santa, estas dos creaciones sería una buena manera de celebrarlo y sorprender a alguien.