En Monkeyzen les hemos presentado una gran cantidad de soluciones para los problemas de espacio, desde cuadros que se convierten en mesas, hasta muebles modulares que se transforman fácilmente para colocar una cama donde antes había un escritorio. Sería increíble que estas piezas, además de atractivas, funcionales y resistentes, fueran amigables con el ambiente.

Parece mucho pedir, pero así como existimos personas con ese tipo de necesidades, existen diseñadores industriales con ideas que se ajustan perfectamente a nuestros requisitos. Tal es el caso del diseñador establecido en Alemania, Yuya Ushida, quien diseñó un asiento extensible y retráctil que se transforma de silla a sillón. Pero por si esto fuera poco, la unidad es además una pieza sustentable fabricada con nada más y nada menos que 8,000 palillos de madera. Cada uno fue cortado y lijado individualmente en cuatro tamaños diferentes, para lograr los ángulos necesarios correctos para construir la estructura.

El Sofa_XXXX, que fue presentado en la Feria de Diseño 2011 en Alemania, está conectado por diversos anillos y uniones que lo hacen flexible y fácilmente adaptable. La estructura puede soportar hasta tres personas de 70 kilogramos de peso, o bien, diversas configuraciones de gente que no rebase los 210 kilogramos. A Yuya Ushida le tomo tres meses de trabajo arduo terminar el asiento, pero a juzgar por el resultado final, valió toda la pena el esfuerzo y el tiempo invertido.

No se sabe si existen planes para poner a la venta el producto, de cualquier forma, sirve como un excelente ejemplo de lo que se puede realizar con materiales comunes y muchísima imaginación. A decir verdad, un proyecto como este no tiene precio, pero estaría dispuesta a pagar una cantidad generosa por el producto por tratarse de una pieza igualmente servicial, original y consciente con el planeta. ¿No les parece?

Fotos (CC): Designboom