Las sensaciones, las emociones, despertar los sentidos... cada vez potenciamos más estos conceptos a la hora de escoger y consumir productos y vivir experiencias únicas. Un ejemplo de ello es The Seven Hotel de París, un curioso establecimiento cuyas habitación están decoradas y ambientadas en una temática en concreto.

La semana pasada vimos que en Japón existen un amplio abanico de bares dedicados a una serie, un motivo o una mascota en concreto, incluso en Monkeyzen hemos hablado de hoteles temáticos, como el Hotel Pantone o el V8, para los amantes de los automóviles. Y es que cada vez ponemos por delante la experiencia que nos ofrece un lugar, una tienda, un bar o cualquier otro establecimiento para vivir experiencias y recordar ese sitio como algo que nos ha llamado la atención, especial, creativo y que nos ha hechos vivir momentos únicos.

El Seven Hotel está ubicado cerca del céntrico barrio Latino de París pero no destaca por su ubicación, sino por el diseño de sus habitaciones y suites, auténticas joyas de la arquitectura y del diseño de interior. Todas ellas cuentan con Nespresso, wi-fi, base dock para el iPhone o iPod y 4 cadenas olfativas (no he conseguido averiguar en qué consiste exactamente, pero por el nombre podemos intuir por donde van los tiros), entre otros servicios.

Como podéis ver los las fotos, pasar una noche en este hotel, no resulta nada barato, las tarifas oscilan entre los 152 y 758 euros la noche. Las más discretas, pero no menos sofisticadas y sorprendentes, son las habitaciones Levitación, donde la cama y la bañera son flotantes. En un nivel superior de precio encontramos las 7 suites tematizadas: la de María Antonieta, la de Alicia en el País de las Maravillas, la de James Bond, el Diamante Negro (decorada con cristales de Swarovski), la Sublime (toda blanca), la Love-vous (un rincón romántico y acogedor) y la que más me gusta, la ON-OFF (con un simple "click" al interruptor, cambia de decoración al instante). Si queréis ver imágenes de todas ellas, os recomiendo que echéis un vistazo a la galería de imágenes, si os gusta la decoración y el diseño de interior, os encantaran las fotos de las habitaciones y las suites del Seven Hotel.

Aunque este hotel no está al alcance de cualquier bolsillo, puede ser una buena opción para sorprender en una ocasión especial y vivir una experiencia de lujo y sofisticación, disfrutando de una decoración moderna y cool. En mi caso no creo que pasar una noche en alguna de estas suites sea tirar el dinero (aunque hay que tenerlo para gastarlo), ya que con el diseño y todos los servicios de qué dispone el Seven Hotel, seguro que recuerdo mi estancia en París toda mi vida.