El panóptico, la distopía que Jeremy Bentham ideó en el siglo XVIII --un espacio arquitectónico que permite visibilidad y control total--, vuelve en el proyecto Panopticons, realizado por un par de estudiantes holandeses de la Escuela de Arte de Utrecht, Thomas voor ‘t Hekke y Bas van Oerle. Pero en esta versión moderna el panóptico ya no es una prisión, sino que se convierte en un sistema de cámaras de vigilancia con alas o, si lo prefiere, pájaros cuyas cabezas se han convertido en cámaras.

La distribución generalizada y creciente de ojos electrónicos en cada rincón de las modernas áreas urbanas es evocada por el dúo con la liberación de estos pájaros (gaviotas y cuervos) en los lugares más concurridos de algunas ciudades holandesas. Los extraños animales equipadas con una cámara móvil montado en el cuello provoca reacciones muy diferentes en los transeúntes que notan su presencia: de la inquietud a la diversión y la angustia.

Estas reacciones son filmados y editados en videos de corta duración que una muestra de la tendencia, típica de algunas tecnologías modernas, de convertirse en instrumentos de control, así como de la resiganación de las personas a vivir su vida cotidiana bajo vigilancia.

Camerabird @ Utrecht from panopticons on Vimeo.

panoptICONS Utrecht 2010 from Helden on Vimeo.

panoptICONS @ TodaysArt 2010 from Helden on Vimeo.