En Monkeyzen hemos podido ver un sinnúmero de proyectos fotográficos por demás interesantes. Hace algunas semanas pudimos apreciar el paso del tiempo gracias a Young Me, Now Me, la serie de fotografías que eran replicadas por sus protagonistas varios años después. La documentación gráfica del paso del tiempo es una característica que comparte dicho proyecto con In Almost Every Picture, un set fotográfico que nos muestra a una mujer holandesa fotografiada, desde su adolescencia hasta su vejez, en una cabina de tiro en la feria local.

La serie crónica inicia en 1936, cuando una chica de apenas 16 años sostiene un rifle en la feria de Tilburg, en Holanda. Cada vez que la chica disparaba hacia el objetivo, una cámara de fotografía se dispara también, capturando la expresión exacta de la mujer en el momento del tiro. Y así, de forma tan sencilla y casi por error, empieza no solo una pasiva adicción a las cabinas de tiro en las ferias, sino también la biografía entera de un ser humano.

Exceptuando un bache entre los años 1939 y 1945, esta serie fotográfica documenta cada año en la vida de Ria van Dijk hasta el presente, en el que la mujer goza de 88 años de edad. Compilado en un libro, el proyecto nos provoca a analizar el significado que la fotografía tenía entonces y como ha modificado gracias a la llegada de nuevas tecnologías. También nos invita a comparar el pasado con la época actual. Personalmente me pregunto cuantas cosas le sucedieron a Rita entre cada toma, si se caso, si tuvo hijos, si son ellos los que la acompañan en la última imagen del set. No deja de sorprenderme como lo que parece una simple fotografía puede convertirse con el paso de los años, en un registro mucho más poderoso que un millón de palabras.