Una de las principales desventajas que implica viajar en bicicleta, es que es muy complicado llevar mucho equipaje con nosotros. Existen algunos accesorios que nos permiten llevar algunas cosas extra, pero sigue siendo una tarea complicada. Esto no parece ser problema para muchos ciclistas chinos que se las arreglan para apilar en sus vehículos cantidades impresionantes de cosas, muchas de las cuales trasladan a otras ciudades para su venta.

Totems es un trabajo que reúne precisamente varias escenas de estos habilidosos conductores. Capturados por Alain Delorme entre 2009 y 2010 en Shangai, estas pilas de cosas forman impresionantes esculturas modernas repletas de objetos "Hechos en China" que esperan encontrar un comprador. Las enormes pilas de objetos hacen ver a los conductores como caracoles con sus caparazones a cuestas o como hormigas, que logran llevar consigo varias veces su peso sin que parezca un gran esfuerzo.

Estos trabajadores llevan por toda la ciudad increíbles pilas de cosas. Estas columnas precarias de cartón, sillas, botellas o llantas, aparece como nuevos totems de una sociedad en completa transformación

Aunque a primera vista el trabajo luzca un poco falso, basta con buscar algunas imágenes de las bicicletas en diversas ciudades de China para corroborar que esta práctica es bastante común. Supongo que ahora no tenemos pretexto para usar el velocípedo incluso cuando tengamos que trasladar una amplia cantidad de objetos. O como dice un famoso dicho mexicano: todo cabe en un jarrito, sabiéndolo acomodar.

Vía: My Modern Met