Justo ayer les preguntaba cuantas disciplinas pueden utilizar a la naturaleza como referencia o inspiración para crear cosas como música o, en este caso, una increíble decoración de interiores. Las oficinas DLA Piper son obra de la indudablemente creativa firma de arquitectos Hofman Dujardin, quienes utilizaron la posición del sol respecto al edificio para asignar un color a cada espacio del piso.

La parte del edificio que recibe más luz solar se decoró con colores frescos (verde, turquesa, etcétera), mientras que la parte que recibe menos luz solar se compensa con tonos cálidos. Por otro lado, la gigante alfombra con gradiente de color que conecta las cuatro salas de reunión principales, crea un espacio simple y brinda un sentido claro de la orientación dentro del edificio. Como se puede apreciar claramente en el plano del lugar, el resultado es muy interesante y da la impresión de que un arcoíris rodea el piso entero. Debe ser muy divertido trabajar en un lugar como este, aunque quizá pueda llegar a hartar a los trabajadores. ¿Qué tal si te asignan un lugar de trabajo justo en el color que más detestas? A mi no me importaría convivir un poco con mis demonios pantone con tal de disfrutar de tan maravilloso concepto mientras escribo para Monkeyzen, eso se los aseguro.

Vía: 2modern