Como ya habrán notado, en Monkeyzen hemos comenzado una serie de especiales que darán la bienvenida a este caluroso verano y que abarcarán todas las cosas que pueden interesarnos en esta época del año: lugares, moda, diversión, descanso, vida nocturna, etc. Una de las primeras cosas que nos viene a la mente cuando pensamos en verano es playa, pero si por algún motivo les es complicado visitar una, la solución más evidente es dar el salto a la piscina. Desde luego que hay millones de albercas al rededor del mundo, muchas de ellas lujosas e impresionantes, pero hay algunas que sobresalen por su originalidad y son esas las que les mostraré el día de hoy, ya sea para que las visiten, para que se inspiren si es que tienen pensado construir una en sus hogares o simplemente para que se convenzan de que es necesario tomarnos un break de la cotidianidad y ocupar al menos unas horas en relajarnos, disfrutar del sol y el sonido del agua.

La piscina del Marina Bay Sands en Singapur

El hotel Marina Bay Sands en Singapur acaba de abrir sus puertas al público y además de ser una obra impresionante de arquitectura, cuenta con una de las piscinas más increíbles del planeta. Ubicada a 55 pisos sobre el suelo, la llamada Infinity Pool da la impresión de que todo aquel que nada en ella esta a punto de caer del edificio, ya que el estanque se encuentra al filo de la terraza y no cuenta con ningún tipo de protección. Desde luego que solo se trata de una ilusión óptica, porque la profundidad de la misma mantiene a los usuarios a salvo. La vista de la ciudad es impresionante y me recuerda un poco a la cancha de tenis del Hotel Burj al Arab, que también se encuentra en el último piso del edificio.

La piscina colgante del hotel The Joule en Texas

Una vez más una alberca construida en los pisos superiores del edificio, solo que esta vez con un poco más de juego espía para los edificios aledaños. Como explica el título y como pueden ver en la foto, la alberca sobrepasa el edificio por lo que da la impresión de estar colgando, pero además, cuenta con una pared frontal completamente transparente, por lo que es posible ver todo lo que sucede dentro del agua si se esta a la misma altura.

Badeschiff: Una alberca que flota sobre el río Spree en Alemania

Podría parecer que la razón de ser de este estanque es que las condiciones del río no son adecuadas para ser usado por los bañistas, pero la realidad es que así es posible mantener la temperatura y la limpieza ideal del agua, además de que es posible utilizarla en invierno gracias a una cubierta transparente que se coloca en esa época.

Miskolctapolca, una lujosa piscina termal en Bulgaria

Las aguas termales son ricas en minerales, y permiten su utilización en la terapéutica como baños, inhalaciones, irrigaciones, y calefacción. Evidentemente, los estanques que contienen estas aguas se forman de manera natural y es precisamente este factor lo que hace único al Hotel/Spa Miskolctapolca. Además de contar con una cueva techada, con el agua que surge de la misma se han creado albercas exteriores, interiores y de menor profundidad para los niños. Parece ser que es el único lugar de aguas termales en Europa, por lo que sin lugar a dudas esta alberca es única en su tipo.

La alberca del San Alfonso del Mar Resort en Chile, la más grande del mundo

Con 1,013 metros de largo, esta piscina ocupa ocho hectáreas de terreno y contiene 250,000 metros cúbicos de agua marina. Para cu construcción se utilizó 1 billón de euros, pero su mantenimiento asciende al doble, es decir 2 billones de euros. Esta alberca es tan inmensa, que además de nadar se pueden utilizar lanchas de pedales, kayaks y pequeños veleros en su interior. Es básicamente como poseer un calmado pedazo del océano a escasos metros de nuestras habitaciones. ¡Impresionante!

Habitaciones bajo el agua, una obra de Leandro Erlich

El artista argentino Leandro Erlich se ha dedicado a crear estas falsas piscinas que crean la ilusión de tener gente en el fondo, cuando en realidad se encuentran en una habitación que se encuentra "bajo el agua". El efecto se logra colocando dos placas transparentes de acrílicos separadas por un pie de distancia, y llenando ese espacio con agua. La parte superior del primer acrílico es cubierto por unas 5 pulgadas de agua que fluye, de ahí que el efecto sea tan convincente. Aunque esto no es técnicamente una piscina, no he podido resistirme a mostrárselos porque seguramente a muchas personas les encantaría tener una habitación como esta. ¿O me equivoco?

Probablemente extienda esta entrada en el futuro con otras creativas albercas, así que si creen que hay una que debo incluir sin falta, no duden en hacérmelo saber en los comentarios. Pero antes me encantaría saber ¿que piscina les ha gustado más? En mi caso: imposible decidirme solo por una.