Las botanas o aperitivos pueden ser muy variadas y versátiles, uno las puede degustar tanto en una cena elegante como en una reunión informal con los amigos. El tipo de evento es precisamente lo que define las características del botanero que va a contener estos alimentos. Por ejemplo, en un partido de fútbol es indispensable que el recipiente sea amplio para contener la mayor cantidad de botana posible y así, prolongar el tiempo en que necesita ser rellenado, dejando a los espectadores disfrutar del partido y de la botana hasta el medio tiempo. En una cena mas formal quizá solo sea necesaria una charola en la que puedan colocarse canapés o cuadros de queso. Pero si su evento necesita de soluciones mas creativas, -como fiestas para niños o picnics en la playa- Mangier puede ser la alternativa perfecta.

Mangier esta fabricado en madera y tiene una forma que nos evoca a un pequeño árbol. En la base de este pequeño diorama se pueden colocar salsas o condimentos y en lo que serían las ramas se coloca la botana de nuestra preferencia, pueden ser frutas, queso o incluso malvaviscos. Sería mucho mas conveniente que la base tuviera un ligero hundimiento para que los aderezos pudieran ser colocados ahí sin que se derramarán a los lados. Que la estructura estuviera barnizada también sería un detalle por demás importante, para facilitar su lavado y evitar que la madera se impregnara de colores y sabores diversos.

Colocar brócolis sobre el Magier debe evocar aun mas la forma de árbol que le dieron sus creadores. Una vez mas los incito a utilizar la imaginación e intentar recrear versiones propias de este botanero, ya que a juzgar por el set completo de fotografías no luce para nada complicado, ¿no les parece?

Vía: Desing Yearbook