Cada vez es más habitual experimentar con la comida y combinar ingredientes raros, insólitos y de sabores opuestos. En el caso del chocolate, Lindl o Xocoa ya habían comercializado tabletas con sabores exóticos, pero en este caso Komforte Chockolate va más allá.

Su propuesta consiste en elaborar chocolatinas mezclando el cacao con unos sabores curiosos: el de las recetas de platos típicos de gastronomías internacionales. De momento la marca comercializa tres sabores diferentes: fideos japoneses ramen, tostadas francesas (las americans french toast) y la chocolatina de nachos con lima y sal.

No sé si es vuestro caso, per yo, como buena curiosa de la comida, tengo inquietud para saber qué tal están. Si vosotros tenéis está misma curiosidad y os gusta la combinación entre ingredientes dulces y salados, en la web de Komforte Chokotales podréis ver dónde distribuyen sus productos.