Tomarse un café en la mañana, o un té entre amigos por la tarde son cosas muy comunes. A lo mejor por la mañana, estando en su propia casa y con su familia, no hace falta tomar dicho café en una taza de diseño. Pero, para ciertas ocasiones, ¿porque no sacar unas tazas un poco más elaboradas? En esta ocasión, comentaremos una serie de tazas de diseño, todas muy originales.

La primera taza que me ha llamado la atención es una en cerámica pero obviamente, esto no es lo más sorprendente. Resulta que la taza y su platito van de la mano en el sentido que una encaja en la otra cuando no se están usando. La diseñó Chaiyut Plypetch y se puede podía comprar en Generate, a un precio de 39 dólares por un set de dos tazas.

Otra taza que no podía dejar de comentar es una que diseñó Steve Watson. Verán, es una idea alrededor de la simbiosis y de como dos organismos diferentes se pueden beneficiar uno de otro. El resultado es una taza de vidrío que también encaja en su platillo de nogal, que como pueden ver es todo menos un platillo plano. Tampoco se puede ya conseguir este artículo, pero esperemos que pronto lo vuelvan a producir.

Por fin, Tea Code es una idea que me hizo gracia y es una serie de recipientes que llevan un botón. A priori uno se puede preguntar para qué sirve dicho botón. Pues, está ahí para poder enrollar el hilo del té para que no se caiga. Esta idea es congruente con el resto del diseño del set, que busca asemejarse a una prenda que cerramos con ese botón.