Todos sabemos que para poder pintar necesitamos algún soporte. Tradicionalmente, el papel ha sido un básico, pero esta vez no dibujamos sobre él, sino que lo utilizamos como material para crear obras de arte.

Da igual si se utilizan tijeras, cuchillos o cutters, esto depende de cada artista, pero lo que es seguro es que todos ellos tienen un pulso perfecto para no equivocarse ni un milímetro. El primer trabajo es de Bovey Lee que, entre todos los tipos de papel, el que mejor se adapta a sus necesidades es el de arroz. La artista de Hong Kong es capaz de transformar imágenes del arte tradicional chino en obras modernas con la técnica del Papercut.

El segundo artista es Andrew Scott Ross, quien, además de recortar el papel, le da volumen arrugándolo. La obra del neoyorquino es más abstracta, representando escenas más inquietantes, pero el resultado de combinar las figuras de papel recortadas con las formas de las arrugas es excelente.

Como veis, esta técnica no requiere gastarse mucho dinero en material, pero el pulso y tiempo que dedicas en terminarlo es impagable. Poseer alguna de las obras de estos artistas deben ser muy caro, pero en Etsy podéis encontrar algunas propuestas muy interesantes y asequibles para aquellos que os hipnotice el arte del papercut.