Hacer arte con objetos cotidianos nos gusta. Es una manera de buscar otro uso antes de tirarlos a la basura. Este caso es un poco distinto, porque el objeto en cuestión no ha terminado su vida útil, pero es curioso que con mil dados, se puedan hacer ilustraciones tan variadas y originales.

No hace falta comprar nuevos materiales para crear, podemos hacerlo con cualquier objeto que tengamos en casa. En este caso, a simple vista no podemos reconocer qué material utiliza Stukenborg, pero luego, si nos acercamos, vemos que se trata de combinar los distintos lados de los dados para conseguir dibujos y motivos espectaculares.

Lo difícil de este método es ordenar todas las piezas, pero una vez hecho, Stukeborg utiliza la plantilla para estampar una serie limitada de impresiones. Podéis pasaros por su tienda Etsy para ver la diversidad de su obra.

Se me ocurren otros usos para aplicar esta técnica. Ahora que se llevan las camisetas ilustradas y serigrafiadas, se podría utilizar para estampar ropa o para crear una tipografía, combinando los dados de tal manera que se vieran letras dibujadas entre tantos puntitos.