Creo que no soy la única persona que agradece un montón que existan inventos como este radiador portátil, un aparatito de bolsillo para no pasar tanto frío en la calle.

Lo fabrica Sanyo Japón y es muy fácil de utilizar: cargas la batería, lo enciendes cuado lo necesites y ya está. ¡Muy simple! Y podrás disfrutar de horas del calor que desprenda el Eneloop Kairo, así es como se llama.

Está disponible en tres colores distinto y lo podéis adquirir en Trends Japan, su precio es de unos 85 dólares pero estoy segura que en hay sitios donde lo venden más barato.