Hace un par de días les contaba sobre una hermosa casita ecológica digna de ser el más bello hogar de una familia hobbit. Hoy les mostraré una casa que también podríamos llamar pequeña aunque, a diferencia de la anterior, es muy costosa, con un precio en el mercado inmobiliario de £549,950 y en lugar de estar en el campo bajo la tierra, se eleva en una calle londinense.

Ubicada en el oeste de la capital inglesa, la angostísima pero alta casa tiene su puerta principal sobre Goldhawk Road. Remodelada por completo, esta casa de 167 cm, tiene lujosos y confortables espacios perfectos para una pareja que tenga a un ratón como hijo o un intelectual solitario.

En la habitación principal la cama ocupa casi todo el lugar. Por otro lado, el buen acomodo de los muebles hacen de la sala, la cocina y el baño, espacios envidiables. Aunque la puedan considerar una extravagancia, esta casa es un claro ejemplo de cómo se puede aprovechar cualquier rincón y que, al hacerlo con buen gusto, los resultados son más que deseables.

Vía: Tiny House Blog