Los lápices elaborados con periódicos son quizá uno de los artículos para papelería más interesantes que hay. Pareciera una cosa muy simple pero, si se lograra suplir por completo al lápiz convencional con estas maravillas de papel, la tala de árboles se reduciría de manera importante.

Me encanta cuando pequeños inventos hacen grandes diferencias y aún más cuando los que los realizan piensan en las características para hacerlos funcionales. Seguramente ya conocían alguna marca de lápices creados con papel periódico reciclado pero generalmente están pensados en los niños y el uso convencional en la aulas. Sin embargo, los fabricantes de O´BON desarrollaron su caja con lápices 2H, 1H, 1B, 2B, 3B, 4B, 5B, 6B, 7B and 8B para dibujantes, de modo que no le quedan pretextos a los artistas al momento de elegir sus instrumentos de grafito.

Los lápices creados con el método de enrollado de papel reciclado (al estilo de un puro) duran tres veces más que los lápices comunes. En el caso de los de la marca australiana O`BON, sus lápices no son tóxicos (pienso que la tinta de los periódicos podrían dar algún tipo de toxicidad, de allí que envuelvan sus lápices con una capa final de colores).

La caja profesional tiene un precio de $12.90 pero, para el uso más común, los precios se reducen a la mitad (entre ellos lo que muestran el periódico y con animales). Son excelentes opciones para cuando pensamos regalar a los más pequeños y a los más talentosos.

En mi mundo ideal, los niños en las escuelas reciben el grafito y arman su propio lápiz. Al menos yo me hubiera vuelto loca de contenta al llegar a casa con un lápiz que hice con mis propias manos. De hecho, creo que aún llegaría feliz, ojalá pueda encontrar un método DIY para esta técnica de reciclado tan hermosa.

Fotos: QChoice