corazon

En esta ocasión, me gustaría comentar una tradición latina, típica de esta época del año. Efectivamente, al menos en México, el mes de diciembre es sinónimo de posadas, que son una ocasión para pasar una noche entre amigos y en la que se rompe una piñata, aunque no tienen ya ese significado religioso que solían tener. Hasta donde sé, en otros países, también se rompen piñatas en los cumpleaños de los niños.

Las piñatas, originalmente, llevaban 7 conos emulando los 7 pecados capitales, de hecho, esta especie de satélite representaba a Satán. Se trataba pues de una lucha entre el bien y el mal, las frutas y caramelos que se encontraban en el interior eran símbolos de placeres terrenales.

Ahora, el porque de todo eso, es que este fin de semana, quise realizar mi primer piñata, y para ello me puse a investigar sobre el diseño de las mismas. Tengo que reconocer que las que se suelen encontrar en los mercados no me llaman mucho la atención, pero estaba segura de que hay gente, por el mundo, que crea figuras interesantes. A continuación, dejaré unos enlaces a curiosidades con las que me encontré, porque efectivamente, existen piñatas para perros, obviamente llenas de galletas de perro, las hay para los freaks, como esta de Darth Vader, las hay coloridas, en realidad hay mucha variedad en el diseño de estas piñatas.

En la imagen que acompaña el post, se puede ver la que más me llamó la atención de todas las que ví. Me pareció original por su tema en particular y la verdad que está muy bien ejecutada.

Fotografía extraída del Flickr de Jutta.