Parecen esculpidos a mano pero todo indica que se trata de árboles naturales que han crecido al natural, cobrando formas impredecibles, dignas de cuentos. Tal vez la mano del hombre los haya moldeado en algunos casos aunque en la mayor parte de estas imágenes pareciera que no.

Árboles con troncos exuberantes, árboles que funcionan a modo de túneles, ramas transformadas en arcos y escaleras y un mundo que se despliegan por obra y gracia de la naturaleza.

Si os gustan las curiosidades, tal vez os interesen estas fotografías de árboles asombrosos.