¿Un tren? ¿Varios coches? Quizá algo de ambos. Si hablamos de transporte público, una nueva idea parece brillar en el horizonte. Se trata de un tren de vehículos que funcionaría mediante la tecnología inalámbrica.

La Unión Europea ya está estudiando este nuevo sistema compuesto por un camión en el frente y varios coche que formarían una larga fila, podrían ser controlados en forma independiente y contarían con un software de monitoreo. La idea es ver como funcionaría este "pelotón" en las autopistas sin alterar demasiado el flujo de tráfico normal.

Los conductores podrían sumarse al tren para abandonarlo cuando lo desean. Y hay más pues la conducción cuando están en la fila sería automática.