"¿Qué hora es?", una pregunta sencilla cuya respuesta puede demandar unos cuantos minutos si en lugar de un reloj tradicional optáis por este diseño extravagante. ¿Vendrá con un manual de instrucciones para así aprender a descifrar la hora? Una vez más, un reloj Nooka vuelve a sorprendernos con una apuesta poco común.

En este caso hablamos del reloj Nooka ZAZ, que presenta una pantalla transparente que deja ver la piel de quien lo lleve en la muñeca y, lo que es más arriesgado aún, se las ingenia con un sistema bastante particular para informar la hora.

Una serie de pequeños bloques son los encargados de marcar el tiempo y luego tenemos una rayas muy pequeñas que, imagino, se ocupan de los minutos. Demasiado complicado para un accesorio cotidiano... Es cierto que su diseño es el punto a resaltar pero vamos, de nada sirven las buenas intenciones si no son prácticas!