my-life-urn-1

"My life urn" es un curioso y extraño experimento relacionado con el crecimiento de una planta desde que nacemos hasta nuestra muerte.

Se supone que cuando un bebé nace le regalan la planta, que tiene que ser abonada con la placenta del recién nacido, y a partir de ahí (cuando el bebé ya es un infante/adolescente) puede ir cuidado la planta que es parte de sí mismo. Es una manera más de darnos cuenta de que estamos vivos... hasta que estamos muertos.

La idea es de Matilda Wigg Erixon, una muchacha que seguramente ni tiene miedo de la muerte ni de lo extraño que se ve eso de tener que usar la placenta para abonar una planta recién nacida.

Por cierto, que la idea es que la planta, cuando el dueño fallezca, sea lo suficientemente grande como para ser plantada encima de su tumba como recuerdo de que alguna vez pasó por la tierra. ¿Bonito o tétrico?