Thomas Pink ha resuelto el problema de muchísimos ejecutivos: dónde colocar el iPod a la salida del trabajo (normalmente en el bolsillo de la camisa o en el de la chaqueta) dando una tercera vía bastante conveniente: detrás de la corbata.

Para ello ha colocado estratégicamente un pequeño bolsillito, ideado especialmente para que funcione como "resguardo" del iPod. ¿No es ideal?

Estas nuevas corbatas, que estarán disponibles el mes que viene, tendrán un precio estimado de 100 dólares, pero, siendo sincera... ¡seguro que vuestra abuela os puede hacer un apaño gratis!

Vía: Gizmodiva