Arte kitsch en el hogar. Aunque también un objeto de diseño bastante práctico. Nada menos que un cenicero y hub USB  con forma de tortuga que permite conectar multitud de dispositivos.

Lo de que sea un cenicero me parece interesante, ni hablar de las cuatro conexiones USB. Ahora bien, ¿la forma de tortuga no es demasiado?

Aunque nadie podría negar que se trata de un producto cómodo y funcional. Si os gustan los objetos exóticos o bien queréis tenerlo sólo para sumarlo a vuestra colección de objetos bizarros podéis adquirirlo por unos 10.99 dólares. Creo que en este caso el precio habla mucho del producto…