Estos días que ha llovido mucho en Madrid he estado buscando paraguas chulos, tratando de salir de esa horrorosa marea negra de paraguas que inunda la ciudad.

En mitad de mi búsqueda me encontré con esta divinidad, un paraguas que parece mismamente una hoja de nenúfar. Verde e irregular.

Desde el primer momento el artilugio (que cuesta unos 26 dólares) se ganó un puestecito en mi corazón. ¿No os gustaría cubriros de la lluvia con un nenúfar?