124_29783044

Hay cosas que te sorprenden y te encantan, pero luego no encuentras un motivo racional en tanto placer y disfrute. Es el caso de estas divinas tazas.

Ya de por sí la porcelana blanca me fascina, pero si encima tienen una especie de holograma en el fondo de la taza en el que a contraluz se ve a una señora tomando un té dentro de una televisión... la verdad es que no podrían ser más chulas.

La diseñadora justifica esta acción diciendo que beber té es relajante, informativo y comunicativo. Asegura, además, que esta taza no es una taza cualquiera, sino que te hace pensar. ¿Qué opináis?

Vía: Room Service