manos-libre

La verdad es que no soy yo una persona muy de picnics (cada vez que me siento en un césped millones de bichitos vienen a picar mi sangre dulce y acabo hecha un traje de faralaes) pero reconozco que, a la hora de colocar los vasos en el suelo, puede haber un problema.

Este sujeta-copas podría ser la solución perfecta para los amantes de las comidas en exterior, ya que se clava en el suelo y en él se puede colgar la copa. ¡Muy glamouroso con champán, por cierto!

Habrá que cambiar los vasos por copas... pero la solución para evitar derrames innecesarios está ahí mismo.

Vía: Noquedanblogs