27b8f44464-copy

A pesar de que no se convertirá en el altavoz de cabecera de los más ruidosos, quizá guste a los amantes de lo extraño. Y es que este "altavoz natural" no tiene enchufes ni nada que se le parezca, y está completamente hecho de cerámica.

La idea es amplificar de forma natural los sonidos salidos de vuestros iPods, a través de los auriculares de Apple (enganchados al Phonophone a través de un adaptador), para conseguir así un sonido ambiente bastante chulo.

Recomiendan sobre todo aprovechar este sonido con blues, música clásica y folk, mientras que también piden evitar el Rock y la electrónica, porque los sonidos podrían acoplarse...

Enlace: Charles and Marie