¿Soy yo o es que todo es una mierda? Con esa frase tan contundente se presenta esta taza de desayuno, un bonito zurullo de caca para los más críticos con la humanidad.

En lo personal siempre me han gustado las tazas de color marrón, pero quizá ésta la encuentro un tanto exagerada... no sé, no me imagino a mi padre desayunando en una taza-zurullo de caca.

¿A vosotros os gusta? En caso afirmativo habrá que esperar unos días, ya que ahora mismo está agotada...

Enlace: Camiseto