No es mala la idea de usar estos tornillos para poner los "pinchos" en la comida que se come así, directamente del plato (véanse fiestas familiares y celebraciones varias).

Sin embargo, se ven más bonitos en su envoltorio natural, con esa tabla que tiene los agujeros absolutamente preparados para ordenar los tornillos en un "perfecto desorden".

En octubre estarán disponibles por algo menos de 10 dólares. ¿Os gustan?

Enlace: Fred Flare | Vía: Nerd Approved