A pesar de que el título del post parece el de una canción romántica de Mecano, en realidad se trata de algo que ya se puede hacer con una tabla de cerámica.

Esa tabla hará de soporte a tu taza de té, o a ese bollito que te vas a comer y los mantendrá a una temperatura más que agradable para que te los lleves a la boca.

Nunca una idea tan sencilla había parecido tan interesante (y además respetuosa con el cambio climático).

Enlace: Yanko Designs | Vía: Boing Boing