Pero nos sale un poco caro: Alrededor de 150 dólares es lo que cuesta esta pequeña sudadera, oda a la cokadicta más famosa del mundo.

Y es que ella bien vale esto y mil potosís más, que por algo es la única famosa que ha sabido aprovechar una drodadicción y volver ese inconveniente en un beneficio.

¿Tú no amas a Kate Moss?

Enlace: Urban Outfitters